Ventanas rotas

On 1 marzo, 2012, in Consejos, Prácticas desarrollo, Sin categoría, by twiindan

Hay una teoría que nacio en los años 1980 por parte de James Q. Wilson y George Kelling que se denomino la teoria de las ventanas rotas con un simple principio:

“Consideren un edificio con una ventana rota. Si la ventana no se repara, los vándalos tenderán a romper unas cuantas ventanas más. Finalmente, quizás hasta irrumpan en el edificio, y si está abandonado, es posible que sea ocupado por ellos o que prendan fuegos adentro.

O consideren una acera o banqueta. Se acumula algo de basura. Pronto, más basura se va acumulando. Eventualmente, la gente comienza a dejar bolsas de basura de restaurantes de comida rápida o a asaltar coches.

Esto responde a una curiosa conducta humana que dice que si algo esta mal ¿ Porque tengo que hacerla yo bien?

Esto es fácilmente aplicable al código de desarrollo y incluso a nuestros diseños de tests o los tests automáticos. Cuantas veces no habremos a alguien quejarse de que ha cogido legacy code que es un desastre y que es muy complicado lidiar con ello. O alguien que haya visto unos tests que de repente fallan y grita a los 4 vientos que están mal realizados o son un desastre?

Ahora preguntaros vosotros cuantas veces hemos hecho algo, hemos pensado que se podría hacer de otra forma mejor pero nos ha dado pereza realizarlo? En ese momento estamos dejando una ventana rota y que puede provocar lo que llamamos deuda técnica (tanto para desarrollo como para test). Cuantas ventanas rotas estamos creando que pueden tener una repercusión en el futuro? Y lo peor de todo cuantas las dejamos aun con la conciencia de que se podrían arreglar? No es más fácil arreglar las cosas cuando son pequeñas que cuando se han acumulado? Esta acumulación suele ser muy peligrosa, ya que después de mucho tiempo cuando se hace inmanejable es cuando alguien piensa cuanto tiempo se tardaría en arreglarlo y te das cuenta que es un tiempo inasumible.

El siguiente punto es… cuantas ventanas rotas hemos arreglado? Como hemos comentado antes es muy sencillo quejarse de que algo esta mal hecho y se pudiera hacer mejor, pero generalmente cuando te encuentras algo mal hecho (por ti o por quien sea), por algún extraño motivo se sigue realizando igual de mal o peor. No estoy diciendo de que digas “a partir de hoy durante 10 días solo voy a arreglar ventanas”, si no que cuando veamos algo que esta mal realizado, y debamos hacer una modificación en esa parte, la arreglemos. Alguien tiene que arreglarlo para que siga siendo mantenible… entonces hay que preguntarse… ¿Porque no yo? Seguro que a la larga, tu y tu equipo lo agradece… no hay nada mejor que predicar con el ejemplo.

 
Para este último caso hay que seguir la regla de los Boy Scouts, “Deje la zona del campamento, incluso más limpia que como  la encontró” o la que solemos encontrar en muchos baños “Deje el baño como le hubiera gustado encontrarlo”. Es decir, si tenemos que tocar algo que hemos realizado anteriormente nosotros o otra persona, en lugar de quejarnos, mejoremoslo, ya que seguro que a largo plazo lo agradeceremos.

 

Share and Enjoy:
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Buzz
  • LinkedIn
Tagged with:  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>